Cómo Tomar el Aceite de Coco para Adelgazar y Perder Peso


Si quieres utilizar el aceite de coco para adelgazar, incrementar los niveles de colesterol bueno y mejorar el estado de tus células, este producto es lo único que necesitas.

A lo largo del artículo veremos qué propiedades tiene, cómo debe tomarse para poder bajar de peso y, sobre todo, los beneficios que nos puede brindar de cara a mejorar nuestra salud.

¡Comenzamos! ^_^

¿Qué es el aceite de coco?

Lo primero de todo que hemos de saber es que el aceite de coco es un aceite vegetal que se utiliza tanto en cosméticos como en alimentación, y que tiene como característica principal su alto contenido de grasa saturada [R].

Son muchos los expertos del mundo de la salud que no han aconsejado tomar en exceso este alimento debido a que un abuso de él puede contraer enfermedades en el corazón pero…

… ¿qué pasa si lo tomamos en pequeñas cantidades y de una manera razonable?

Ahí ya estamos hablando de otra cosa totalmente diferente. Y es que tal y como como han confirmado diversos estudios, las grasas del óleo de coco [R] presentan beneficios increíblemente buenos para reactivar el metabolismo.

Propiedades del aceite de coco

Así pues, el metabolismo, que es el encargado de transformar los nutrientes en energía, ha encontrado en el aceite de coco un gran aliado para perder peso [R]. Existe la creencia de que todas las grasas saturadas son nocivas para el ser humano, pero en este caso, el mito no se hace realidad.

Cabe destacar, antes de nada, que el aceite de coco no es ni mucho menos un producto milagroso y mágico para adelgazar, sino que funciona más bien como un complemento atractivo y eficaz a largo plazo siempre y cuando se incluya en la dieta diaria de una persona en pequeñas dosis.

Estudios recientes [R] han demostrado que la inclusión de este aceite en la rutina alimenticia contribuye de manera eficaz a quemar grasa y a deshacerse del tejido adiposo.

Un estudio utilizó una técnica comparativa entre el aceite de coco y otros como el de oliva, el de girasol o el de maíz para demostrar la función adelgazante del aceite de coco.

Lo que se hizo fue juntar a un número de personas determinado en grupos y a cada uno de ellos se le incluía en su dieta, aproximadamente, unas tres cucharadas de uno de los aceites anteriormente mencionados.

A raíz del resultado de la investigación se estableció que los grupos que habían incorporado el aceite de coco en su día a día conseguían perder peso de manera mucho más rápida que los grupos que habían estado utilizando otro tipo de aceite distinto al de coco. ¿No es genial?

Beneficios de tomar aceite de coco

Beneficios de tomar aceite de coco

Vale. Todo esto está muy bien pero, ¿por qué se produce esto?

Es decir…

¿qué hace que el aceite de coco, tomado en pequeñas cantidades, se convierta en el aliado perfecto para adelgazar?

Todo ello empieza por sus ácidos grasos, que se encuentran encasillados en la llamada cadena media (TCM) [R].

¿Y qué significa esto?

Pues que una vez ingerido este alimento no requiere del páncreas ni de la vesícula biliar para su digestión. Por norma, la mayoría de grasas se almacenan en el cuerpo una vez ingeridas, pero el óleo de coco, en su caso, tiene la peculiaridad de convertirse en energía al instante [R] en lugar de transformarse en azúcar como otros comestibles; lo cual lo hace una fuente de combustible maravillosa para arrancar el día, bien sea añadiéndola al café o untándola en un poco de pan integral.

Sus propiedades [R] contribuyen a una aceleración del metabolismo para quemar grasas acumuladas. De esta manera, la persona se sentirá mejor y con más energía.

Con el paso del tiempo, nuestro cuerpo entrará en un estado conocido como cetosis [R], que es cuando el cuerpo comienza a quemar grasa de manera fácil [R], incluyendo las reservas propias previamente acumuladas -los michelines; un patrón que se repite en la mayoría de dietas orientadas a la pérdida de grasa corporal.

Toda persona que incluye una dieta a su estilo de vida diario pasa por distintos episodios caracterizados por el ansia de arramblar con cualquier producto alimenticio que se encuentre por el camino.

Sin embargo, gracias al aceite de coco, este síntoma se reduce a niveles mínimos, porque tal y como señala una reciente investigación, tiene una función reductora del apetito, la cual podría equipararse al efecto de reducir el hambre que puede producir el café.

Se cree que la capacidad saciante de las cetonas (ketones) [R] aceite de coco está estrechamente ligada a la quema de grasas, y por ello la suma de ambos factores deriva en una ingesta menor de calorías a lo largo del día, un total de 250 menos, según un estudio realizado con seis hombres que consumieron el aceite de coco durante un periodo de tiempo determinado.

¿Cómo se puede empezar a sacarle partido a los usos del aceite de coco?

Ahora que ya sabemos las características y propiedades del aceite de coco y que no hay peligro alguno de tomarlo [R], toca aprender cómo tomar e incorporar este óleo a nuestro régimen.

Antes de empezar a usar este ingrediente en nuestra dieta, debemos tomar un paso previo: cambiar las grasas que actualmente usamos en nuestra cocina por el aceite de coco.

¿Por qué? – Tiene una explicación muy sencilla.

Una cucharada de aceite de coco contiene alrededor de unas 120 calorías. Por tanto, al ingerir un alimento con alto contenido calórico, resulta lógico como consecuencia reducir por otro lado una serie de comidas, que tenemos por habituales, que también nos aportan gran cantidad de calorías.

Así, la suma del aceite de coco junto a la eliminación de otros contenidos altos en grasas será la ecuación perfecta para bajar de peso, pero por el contrario, si añadimos el aceite de coco a nuestro estilo de vida y no reducimos otro tipo de comestibles estaremos consiguiendo un efecto contrario al deseado.

Existen infinidad de formas de ingerir el aceite de coco, pero la más recomendable consiste en un aumento gradual de las dosis conforme avancen las semanas.

Es decir, empezar con media cucharada cada día durante la primera semana, elevar esta dosis a una cucharada la segunda semana, a una y media en la tercera y acabar el mes con dos cucharadas o incluso tres.

De esta manera el aceite de coco se incorporará paulatinamente a nuestra dieta y así evitaremos que irrumpa de manera radical en nuestro cuerpo.

¿Cómo tomar el aceite de coco para adelgazar?

Aceite de coco para adelgazar

Sobre cómo tomarlo hay diferentes maneras, pero estas son algunas de ellas:

  • Antes de comer. Puedes calentar el aceite de coco con un poco de agua en un cazo y después tomarlo. Así se consigue saciar el apetito y comerás menos.
  • Durante el día. Bien en cucharadas o mezclado con otro tipo de alimento si todavía no te has acostumbrado a su sabor.
  • Añadir una cucharada al café de las mañanas o al té de la tarde. Un gran aporte de energía para comenzar el día o para continuar en él tras la comida de mediodía.
  • Sustituir el aceite habitual de tu cocina por el de coco. Puedes mezclarlo al inicio con aceite de oliva para acostumbrar al paladar a un nuevo sabor.

Ahora que conoces los beneficios de aplicar el aceite de coco para perder peso y mejorar dieta, ¡empieza a usarlo y comprueba los resultados por ti mismo!

¡Nos vemos en el siguiente! 🙂

Cómo Tomar el Aceite de Coco para Adelgazar y Perder Peso
4.7 (93.33%) 12 votes
  • ¿Te ha ayudado este artículo?
  •    No

Luis Duato

Joven, emprendedor y a veces un poco cabezota. Me gusta cuidarme, hacer deporte y el estilo de vida saludable. Te doy la bienvenida a esta aventura orgánica y ecológica que es Puntobio, ¿quieres acompañarme? :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This