Cosmética

Hoy en día las marcas de cosmética que dicen ser naturales crecen como los champiñones. Y el truco de incluir un 0,02% de un ingrediente y ponerlo bien grande en la etiqueta está ya muy visto. Todas atraen a su público con el mismo mensaje y se publicitan como si fueran lo más de lo más.

Pero basta pasar la lista de ingredientes de uno solo de sus productos por una aplicación como Ingredient o Yuka para darse cuenta de que lo único de natural que tienen es el nombre de la etiqueta. Y es que a veces ni eso. Es inexplicable cómo se atreven a hacer esos reclamos cuando en realidad son todo química.

Afortunadamente, hay productos y marcas que sí valen la pena y hacen las cosas bien. En esta sección encontrarás todos los artículos necesarios para que seas capaz de elegir con criterio y así no te la cuelen nunca más.